lunes, 22 de diciembre de 2008

¿Me lo cambias?


“La gente no cambia”… he escuchado esta expresión incontables veces y en los contextos más variados, pero siempre dicha con la misma seguridad con la que se afirma que 1 + 1 es 2, que el tequila da unas crudas de miedo y que las lunas de octubre son las más bonitas. Sin embargo, como en los ejemplos anteriores, me niego creer ciegamente en ella. Algunos matemáticos argumentan que la respuesta a la más sencilla ecuación aritmética es en realidad complicada, les apuesto que a los jimadores el tequila les entra como agua y les sale sin consecuencias devastadoras al día siguiente y creo que la luna más bella es la que se ve con la mirada más abierta, con la persona más especial o en mi caso generalmente la de diciembre porque la veo doble, a ella misma y a su reflejo en el mar. Si me tomo el tiempo de cuestionar esta hipótesis transformada en certidumbre por la “sabiduría popular”, me parece que encuentro más argumentos para negarla que para aceptarla. Vamos poco a poco y partamos de donde empieza todo en nuestras egocéntricas mentes… en nosotros mismos. Aunque el autoanalisis tiende a ser más difícil que el juicio del pensamiento y comportamiento ajeno, hay que hacer un esfuerzo porque me parece un buen lugar para comenzar. Hace uno, dos, tres años, yo era, en esencia la misma persona que soy ahora, eso es verdad, pero hacía las cosas muy diferente, sostenía y defendia con pasión algunas ideas que hoy no me atrevo ni siquiera a decir en vos alta y me movía en el mundo de una manera distinta. Nunca hubiera creído que podía abrir mi corazón como lo he hecho, no me hubiera atrevido a dejar mi “carrera formal” para dedicarme a escribir, jamás hubiera si quiera contemplado vivir en el DF y mucho menos imaginado que me gustaría tanto. Hora de dejar el egocentrismo… Como yo, mucha de la gente que quiero ha cambiado lo suficiente para que hasta un observador casual pueda darse cuenta. Para cuidar sensibilidades voy a omitir nombres, pero entre las personas que más conozco he visto cambios dignos de novela kafkeana: amigas que juraron nunca comprometerse con el dedo anular decorado de diamantes, fresas insufribles convertidos en pachecos relajados, heterosexuales confirmadisimos felices en relaciones gay y viceversa, amigos que parecían condenados a la mediocridad con trabajos envidiables y desadaptados sociales trabajando en relaciones públicas. Disculpen, pero a mi eso me suena a cambio. Tal vez decimos que la gente no cambia porque nos da miedo cambiar nosotros, porque como dicen las abuelas “mas vale malo por conocido…” y ¿qué puede ser mas aterrorizante que no reconocerte a ti mismo?. La verdad es que el cambio es parte de la naturaleza humana, todo lo que somos, desde nuestro útil pulgar oponible, hasta los millares de neuronas capaces de formar infinitas conexiones en nuestro cerebro, son producto del cambio… y… si somos cambio… ¿como podemos asegurar que “la gente no cambia”? Yo quiero creer que todos somos flexibles, que se pueden elegir diferentes caminos, que se vale modificar nuestras opiniones, que se puede escojer, equivocarse y rectificar, por que en esto esta la esencia del cambio. Tal vez lo que pasa es que soy una indecisa que no se compromete con nada, que desecha y recicla ideas con cada nueva estación… si, es posible… pero también existe la posibilidad de que se sea necesario hacer una fe de erratas en la más inflexible de las expresiones populares.

viernes, 19 de diciembre de 2008

Para matar tres minutos


Tengo un favorcito que pedirles, me inscribí a un concurso de mini cuentos y a mi historia no le caerían nada mal unos cuantos votitos coquetos… Asi que por favor aprovechen la hueva pre-navideña y si tienen un rato metanse a votar. La dirección es http://www.mobica.com.mx y las historias estan en galería de relatos, la mía es la de Marina Armendares. Normalmete evitaría este tipo de peticiones , pero el premio son unos cuantos muebles, que como me mudo muy pronto podían serme de mucha utilidad.
Besos

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Itsy bitsy spider...


Cuando era niña me fascinaban las arañas, me gustaba verlas colgadas de sus telas e hilos semi-trasparentes que yo, con todo el poder de mis manitas permanentemente embarradas de dulce podía destruir en un segundo. Ahora le tengo un poco más de respeto a esos bichos tejedores, que construyen microuniversos perfectos en los cuales sin mucho esfuerzo encuentran todo lo que necesitan para sobrevivir. Últimamente cuando pienso en mi misma me veo como una araña, colgada de hilos frágiles que una mano aburrida puede cortar en un instante. Sé que en algunos momentos de mi vida he construido complejas y equilibradas telarañas y que me he movido en ellas con soltura y confianza, por que la falla de un hilo no implica el colapso del sistema. Hace un tiempo, en un punto difícil de definir me pareció que uno de los hilos de mi telaraña era tan fuerte y tan brillante que no pude evitar colgarme sólo de él sin pensarlo dos veces. Ese hilo con todo su brillo y fuerza, como cualquier otro hilo usado en total exclusividad, no aguanto el jalón de sostenerme todita. Cuando escuche el “crack” del hilo y mi corazón tronando en completa sincronía me creí completamente perdida, tal vez por un ratito lo estuve, caí por un instante, pero el golpe en seco contra el piso nunca llego. No sé como pero quede colgada de unos hilitos que no había visto, una red de seguridad que había pasado desapercibida mientras jugaba al trapecista en mi hilo de oro. Llevo ya unos meses aferrandome a unos hilos delgaditos que por momentos siento extremadamente vulnerables, me veo colgada como las arañas más desafortunadas que trataban de hacer sus telas en las vigas del techo en mi cuarto de infancia. Todas las mañanas me despierto con el miedo de no estar ya sostenida por nada y no respiro hasta asegurarme de no estar cayendo. Me imagino y me pienso un día instalada en mi telaraña, pero los intentos de hilo me siguen saliendo frágiles… a veces me dan ganas de que llegue una mano y me haga caer de una vez por todas… pero aparentemente mi red de emergencia aguanta y por el momento ni se rompe ni se fortalece y yo sigo aquí simplemente colgada.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Shitty

Tuve un fin maravilloso… maravilloso y mortal. Fui al concierto de Madonna y luego a una fiesta con la mejor música y la mejor actitud que he experimentado en mucho tiempo. Llegue a mi casa a las 9:30am hecha una porquería y después de dormir unas horas fui a la gran final (jajaja) del “show de los sueños”. No me pierdan el respeto por favor, pero no les puedo explicar lo mucho que amo ver los miles de kilos que pesa Sheyla (Cheila) moviendose al ritmo de la música mas guapachosa del universo. Post “chow” hubieron tacos y platicas, termine acostandome a las 3:00am. Hoy me desperté tarde, con unos ojos que solo se pueden ver con microscopio y con un look más de ultimo domingo de spring break que de lunes laboral. Por todo esto… les presento mi canción del momento, una belleza.




Aqui esta mi jeta de lunes... además del ojo sin pintar y el pálido momia de guanajuato, bajo el gorrito de la sudadera estrategicamente elegida hay un pelo de dos días de fiesta que nunca quieren ver.

jueves, 27 de noviembre de 2008

Pavo!


Amo Thanksgiving, lo amo mucho más que la estresante navidad, más que el año nuevo plagado de “hubieras” y propósitos incumplibles y casi más que halloween, que como me encanta disfrazarme es la fiesta que amo más. En fin, sin afán de verme súper pseudo pocha, en mi familia siempre se ha festejado el día del pavo, la salsa de árandanos y el pay de calabaza. Cuando era niña nos juntábamos todos en el rancho de mis padrinos (esta ultima expresión elegida para equilibrar la gringada que la precede) y como mi madrina es una Barbi californiana, teníamos un festín clásico, completo con alternativas amigables para la dieta y el mantenimiento del cuerpo de muñeca matel. Cuando nos fuimos de Valle de Bravo (donde se encontraba tal rancho), el ultimo jueves de noviembre se convirtió en una celebración mucho más intima y comprendía generalmente que las amigas de mi mamá (casi todas semi-gringas por alguna razón) vinieran a nuestra casa y que juntas nos atascáramos de comida procedente principalemtne de los pasillos del COSCO o el SAMS. El año que estuve en Bosoton me toco la verdadera experiencia de Thanksgiving, con un frío ártico y en pleno enamoramiento me fui a pasar un par de días a Long Island con la primera niña con la que salí, una hija de alemán y filipina que me aseguro que las fiestas en su casa eran todo menos “tradicionales”. Estuvimos 3 días encerradas con su genialmente loca familia conformada en su totalidad por músicos, así que me eche su repertorio completo de obras musicales y villancicos con nieve cayendo afuera… si eso no es tradicional, entonces no sé que es. El año pasado tenía muchisimas cosas por las cuales estar agradecida, la más importante el amor sentido por y recibido de una persona maravillosa, que hacía que se me olvidara el mundo, al punto de que Thanksgiving vino y se fue sin que yo me diera cuenta. Este año no voy a dejar que se me escape el día, llevo unas semanas listando conscientemente mis agradecimientos y me canso que hoy mientras subo tres kilos en comida ultra pesada y completamente deliciosa, voy a dar las gracias, gracias porque ultimamente las bendiciones me han llegado disfrazadas, ha sido como halloween todo el año y yo no puedo pedir más.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Post gráfico

Paki me pidió postales de Acapulco, como es estos días no le puedes dar tu dirección a un extraño para evitar que te llegue un sobre con anthrax o que se use tu domicilio para un fraude fiscal... entonces las postales serán virtuales.


Atardeciendo


Playita post-atardecer!


Foto para folleto de paquetes de luna de miel

lunes, 24 de noviembre de 2008

I get by with a little help from my friends


El sábado en la noche estaba echada, luchando por levantar el cuerpo y la moral cuando mi nextel empezó a sonar con su terriblemente alto y molesto tono (elegido a propósito para obligarme a no omitirlo). Mi animó mejoro instantáneamente cunado ví el nombre que aparecía en la pantallita del aparato, “Lucia” (caleidoscopiomultiple.blogspot.com), una de mis personas favoritas en el mundo. Lu no solo me hablaba para darme amor (lo cual hubiera mejorado mi animo de por si), no no no… la llamada era aun más especial. Después de escuchar algunas palabras que no entendí, pude identificar el ruido de fondo… el concierto de Miguel Bosé y no cualquier canción, no no no, la canción que canta con la mujer que posee las piernas más increíbles que jamás han caminado por este planeta, Bimba Bosé. Hace unos días Lucía, su novia Brenda y yo le habíamos dedicado unos quince minutos de platica a la extremidades inferiores de la española; así que como no pude estar allí para verla Lu me la compartió vía nextel y yo como tengo una imaginación muy visual, me fui a parar al foro sol con ella un ratito. Estos minutos de ruido semi-incomprensible me hicieron darme cuenta de algo, algo que ya sabía pero que tal vez necesito tener más en cuenta, sobretodo cuando me dejo tirar con la moral y el cuerpo completamente en horizontal. En el último mes he perdido muchas cosas, una relación, un tío (murió hace un par de semanas), la motivación para la tesis, un departamento, la integridad de mis vértebras cervicales y por momentos mi centro y dirección… pero, dentro de toda esta perdida hay una cosa que he ganado, una fé ciega, indiscutible e incuestionable en mis amigos. Mis amigas de la prepa, a quienes descuide por más de un año, se pelearon por dormir conmigo y cucharearme en mi primera noche de soledad/soltería, me obligaron a comer un poco, me hicieron playlists sin una sola canción de amor (lo cual resulto ser un gran reto) y consiguieron que me riera en medio de tantas lagrimas, todo sin un solo reclamo por mi injustificada y prolongada ausencia de los últimos meses. Patty, lo más parecido que tengo a una hermana grande, no solo me acompaño a sacar mis cosas del departamento (llego temprano con mucha disposición y mucho café), sino que luego se las llevo directamente a su casa ofreciéndome su cuarto de visitas durante todo el tiempo que lo necesite. Las amigas en común con mi ex han sabido darme espacio porque verlas me trae todavía recuerdos dolorosos. Las compañeras de la carrera vinieron verme sin preguntar y muy probablemente serán responsables de haber hecho el 90% de mis tramites de graduación, ya que entre la falta de cabeza y tiempo, les he pedido favores muchas más veces de lo correcto. Hasta las personas que llevan poco tiempo en mi vida me han recordado que la amistad no se mide en días, sino en presencia; Andrea y Flika me adoptaron en un instante, me recordaron que la vida sigue y me llevaron el fin pasado a Acapulco a seguirla con ellas. Marika me llama más veces en un día que la NASA al Apolo 11 y me hace reír en cada una de ellas. He encontrado amigos improbables en compañeros del trabajo, conocidos de la infancia y contactos casuales. Tal vez en este momento no me toca vivir enamorada, mi estomago en vez de maripositas siente nauseas constantes, puede que mi actitud y mi suerte no sean las mejores… pero mientras tenga amigos que se traban el dedo pulgar apretando el botón del nextel para que yo pueda imaginar a Bimba cantando y paseándose en mini por el escenario… todo esta bien.

Besos a todos

NOTA: La foto del post es el regalo atrasado de cumpleaños que me dio Lara el sábado (completo con fotos de todas mis amigas de la prepa adentro)… dice que o vio y pensó en mi… jajaja ¿cómo te puedes quedar deprimido después de recibir un regalo así?

viernes, 21 de noviembre de 2008

Design and the elastic mind!

Uff... uff... uff...
A veces pierdo la fe en la humanidad y creo que estamos ultra condenados a volvernos una masa homgenea de seres rutinarios, monótonos y cuadrados... luego veo cosas como esta... y mi pronostico se flexibiliza.

http://www.youtube.com/watch?v=mAs5rqg1MPU



sábado, 15 de noviembre de 2008


Me voy a Acapulco! Este post es producto del severo retraso de la amiga que lleva su coche (de allí el posteo a las 7am en sábado). Quiero playa, quiero fiesta y quiero agarrar color… el blanco hepatitis me esta cansando un poco. Regreso el martes temprano (espero no muy deshecha) y escribo en forma.
Buen fin y muchos besos

viernes, 7 de noviembre de 2008

¿y tu qué?


Allí les va una cadenita de pensamiento reciente… no desesperen… tengo un punto… lo prometo.
No es noticia que todos estamos buscando algo. Deseamos muchas cosas, tantas que generalmente terminan siendo muchas más de las que nos alcanza la conciencia para percibir y el corazón para sentir. Por experiencias recientes me está quedado claro que las dinámicas de el pedir y recibir son mucho más sencillas y atinadas de lo que me imaginaba. Se me ocurrió que sería increíble si existiera una “página” de clasificados universales formal y estructurada (control freak ¿y qué?), un espacio para exponer tus deseos más profundos y para ponerlos al alcance de lo que sea los pueda satisfacer.

Con esto en mente he generado algunos ejemplos de los anuncios que se podrían encontrar en esta página:

“Músico frustrado con experiencia limitada y disposición condicionada busca vocación y empleo bien remunerado.”

“Dj busca novia bonita, que se depile las cejas y se ponga crema en las piernas. Rinocerontes abstenerse”. (éste es real… posteado por una petición explicita… interesadas háganmelo saber)

“Cachorro salchicha busca su carnaza, se extravió hace unos días en algún punto indefinido del jardín”.

“Pareja en conflicto busca armonía o en su defecto un final digno del amor que se tienen.”

“Enfermo Terminal busca recuperar el tiempo perdido. Especial interés en los años 1993 y 1994”.

“Luchador profesional busca su mascara, esta fue arrancada por un proceso psicoanalítico de 8 años de duración. Cualquier información que lleve a su recuperación será apreciada, gran valor sentimental.”

“Mujer madura busca encuentros casuales con hombres jóvenes, favor de mandar foto de cuerpo completo y resultados negativos de prueba de VIH y sífilis.”

“Trapecista profesional busca red de seguridad reforzada o hipnotista que le ayude a superar su miedo a las alturas.

“Blogera desea encontrar inspiración, paz mental, amor en todas sus expresiones, a ella misma y a ti… si a ti”.

En fin… creo que los ejemplos han sido ilustrativos. Si se les antoja mándenme sus deseos y los subo con la mejor de las intenciones a los clasificados… no prometo nada más que la certeza de que como gritan sabiamente los Rolling Stones:

“You can't always get what you want,
But if you try sometimes you might find,
You get what you need”

martes, 4 de noviembre de 2008

Un elefante se columpiaba sobre la tela de una arañaaaaaa...

Ey!
Ya me cansé de la melancolía y el drama perpetuo… este no es un espacio de tragedia. Yo soy géminis y para no fallarle a mi zodiaco de dualidad decidí disociarme (solo en el blog) y abrir un espacio en el que el sentimiento ultra intenso se pueda expresar a sus anchas. Dense una vuelta por mi nuevo blog… no es lo mismo pero es igual.

Tantos besos

miultimocajon.blogspot.com

lunes, 3 de noviembre de 2008

lunes




los días pasan... ¿y qué pasa?

jueves, 30 de octubre de 2008

mi guardaespaldas y yo




Si te sentaras en frente de mi... así me veo en el trabjo... casi 9 horas al dia...

miércoles, 29 de octubre de 2008

Dakar y Madelaine Peyroux


En mi nuevo trabajo estoy escribiendo acerca del Rally Paris-Dakar que este año será en Sudamérica, ya que pasearse en solitario por el norte de África no es necesariamente un idea prudente en este momento. A mi ahora más que nunca la idea de desaparecer por unas semanas y morir de sed en el desierto no me parece terriblemente inatractiva. Pero como tengo compromisos formales y cero experiencia de manejo extremo he decidido hacer mi propio rally, como la versión más famosa, mi recorrido privado dura unas semanas, se maneja solo a través de terrenos abruptos, con huevos, con el corazón en la garganta y el estomago medio revuelto. Igual que los pilotos del Dakar estoy buscando paz, la paz más escurridiza, la que encuentra cuando te pierdes en medio de un desierto, en mi caso un desierto de tristeza y muchas lagrimas… Pero como dice Madelaine Peyroux, “tears don’t leave any scars”… y el desierto por momentos hasta calman la sed.

Ps. por que los aprecio les paso el tip... si no conocen a Madelaine y les gusta el jazz suave en voz sexy bajense algo pero ya.

Besos

domingo, 26 de octubre de 2008

Frágil

No sé si fue intuición o deducción.



Frágil

Con los días te me vuelves frágil
mi hoja de otoño.
Cada palabra, cada gesto, débil.
Yo que siempre te mire eterna,
segura,
intemporal.
A cada momento te me escapas,
a cada instante te apagas luciérnaga.
Arena entre mis dedos te veo,
te pierdo y te dejo ir.
Porque frágil no te quiero sonrisa,
frágil te libero suspiro.

miércoles, 8 de octubre de 2008

Metiche cualquiera


Llevo como 4 horas sentada en un Starbucks, tengo el culo y la inspiración bastante planos, pero por primera vez en varios días tengo tiempo de escribir… así que aqui les va un post espontaneo y muy circunstancial.
Al lado de mi hay una pareja ligando, los dos están en sus treintas y son bastante atractivos. Él super trajeado y bastante arrugado, ella con todo el look de niña lomas un poco quedada, seguro todas sus amigas llevan más de 5 años casadas. “Sin querer” escucho su platica, hablan de los amigos que hace años no ven, de donde viven, a que se dedican y de cuanto llevan de haber cortado con el/la ex… todo ladeando coquetamente la cabeza y sin perder el contacto visual! Los dos son unos veteranos de las citas y se nota. Yo en menos de media hora ya los conozco más de lo correcto y seguramente mucho más de lo que a ellos les gustaría. Esto gracias a mi inevitable e incurable necesidad escuchar las conversaciones ajenas. Algunos de mis amigos creen que soy irrespetuosa y “metiche” (si usan esa terrible palabra de lavandera), otros (un grupo mucho más reducido) considera que lo que hago es natural y que mientras no me meta en las conversaciones ajenas (no crean que no me siento tentada), todo esta bien. Yo por mi parte adopto una actitud neutral, en realidad no importa si lo que hago esta o no bien porque sencillamente no lo puedo controlar. Para no sentirme completamente impotente ante mi “metichismo” he decidido volverme una metiche con propósito y aprender todo lo que pueda de la sabiduría ajena. Tal vez un día tenga material para escribir una enciclopedia de lo que la gente se dice en privado o una guía de cómo ligar sin que a todos los que te rodean les dé pena ajena. Mientras esto ocurre les dejo un beso y el dato de que las paredes no oyen pero el de la mesa de al lado si.

jueves, 25 de septiembre de 2008

Violines y Wall Street


En una de las primeras noches que pase en Boston fui a una cena de “gala” organizada por la universidad para los estudiantes internacionales. Como todavía no conocía a nadie me senté en la mesa más cercana a la puerta, por un lado para escapar discretamente si mis compañeros resultaban aburridos y por el otro para poder acosar a los meseros para que me dejarán uno de los siempre insuficientes platos vegetarianos (por aquel tiempo no comía carne). No recuerdo ni las caras ni los nombres de 8 de las 9 personas que se sentaron junto a mi esa noche, pero de una de ellas recuerdo mucho más que el nombre… últimamente pienso de ella casi todos los días. Esta no es una historia de amor, o por lo menos no de amor romántico… podría decir que me enamore de los huevos de Elvira. Elvi es madrileña, chaparrita, de pelo chino y ojos sonrientes, pero sobretodo es una de las personas con las bolas más gigantescas que he tenido el placer de conocer jamás. A los dos años sus padres le dieron un violín y empezó a tomar clases, a los 12 su maestra se mudo a Francia y Elvi la siguió, a los 14 ya vivía sola en Rusia. Todo esto es sumamente admirable en si, pero la valentía de dedicarle la vida a la música no es lo que la mantiene en mi mente en estos días. Lo que hace que la hace verdaderamente especial es que a los 17 años, después de dedicarle 15 al violín (el 88.2% su tiempo en este planeta), Elvira decidió que la música en realidad no era para ella. Yo le he dedicado solo 5 años a la psicología y a pesar de ser joven, inteligente y capaz, la idea de cambiar de opinión me parece aterrorizante y por momentos hasta imposible. Poco a poco se me va haciendo claro que mi camino profesional no pasa por un consultorio, un laboratorio o un hospital… y cada vez que el miedo me asalta pienso en Elvira y como después de crecer como violinista en unos años estará rockeando Wall Street.

Besitos

lunes, 22 de septiembre de 2008

Malos tiempos

En el suplemento semanal del periódico “El País” apareció un articulo de Alfredo Pastor titulado “Ideas para afrontar los malos tiempos”. El escrito con un titulo tan prometedor y con matiz de libro de autoayuda empieza diciendo:

“Volvemos de vacaciones con la confusa impresión de que las cosas están muy mal; la incertidumbre convierte esa impresión en angustia, y ésta es mala consejera: angustiados, dejamos nuestros planes para tiempos mejores; sin proyectos, la economía se paraliza: una recesión se convierte en depresión.”

T-O-M-A-L-A! Si no estabas pasando por “malos tiempos”, nada más con leer la primera frase ya estas hundido en las penas y condenado a un episodio depresivo sin fecha de caducidad (financiero o emocional). Tras explicar como la potencial crisis económica en España tiene a los habitantes del país al borde de un ataque de nervios, el autor expone las historias de 8 españoles que con los famosos malos tiempos encima se las arreglan para vivir con una actitud positiva y sobre todo para mantenerse fieles a sus verdaderas vocaciones y visiones. El pintor que vive de su arte, el alcalde optimista de un pueblo desahuciado y la madre divorciada que por salud mental no checa su saldo cuando saca dinero del cajero. Todas historias lindas, pero más del tipo “Caldo de pollo para el alma” que de corte periodístico.
Pero si Pastor se puede poner sentimental yo puedo decir que no soy española, soy mexicana y en México los malos tiempos ya pusieron hace muchos años un domicilio permanente. Para la gran mayoría de los mexicanos la incertidumbre es una constante, la angustia esta indiscutiblemente justificada, el único plan que importa es el de poner comida en la mesa y con todo y recesión a la gente le alcanzan los pesos para sonreír. Para no estar condenados a vivir la cadena de eventos desafortunados predicha por Pastor, a los Españoles les bastaría echarle una miradita a como le hacen los pueblos para quienes el dicho “al mal tiempo buena cara” es más un mantra que una expresión popular.





Nota: Si todo lo demás falla siempre pueden apostarle a la suerte y hacerle caso a este anuncio que convenientemente estaba colocado en le margen de la página en donde leí el articulo… no tengo palabras.

(http://www.elpais.com/articulo/portada/Ideas/afrontar/malos/tiempos/elpepusoceps/20080921elpepspor_6/Tes/)

miércoles, 10 de septiembre de 2008

F's

En una de las primeras y mejores clases de la carrera estudiamos las 4 F’s de la supervivencia: fight, flee, feed, fornication (o en vernáculo y como se lo dijo atinadamente el profesor a una clase de pubertos en cuerpo de adulto)… fuck. Yo por naturaleza evito el conflicto hasta que no me queda de otra, como bien, cojo (¿bien?) y huyo al primer signo de dificultad. Esta ultima característica es especialmente evidente e importante en lo que se refiere a mi vida personal y a lo que yo creía que era mi incurable inhabilidad de mantener una relación a largo plazo. En base a experiencias recientes me he dado cuenta que en temas de supervivencia emocional una de las F’s sale sobrando. Hace unos meses que las cosas con mi amorcín se habían estado poniendo difíciles, pero a partir de la mudanza hace un mes la situación paso de ser dura a ser más dolorosa que una astilla profundamente clavada en la axila (nunca me ha pasado pero suena terrible). El punto es que si la F de “flee” (huir) fuera indiscutiblemente cierta la inminencia de peligro emocional me hubiera hecho huir al primer signo de conflicto (o por lo menos después de un par de semanas de peleas constantes). Sin embargo, para mi sorpresa no hubieron maletas ni adioses, solo paciencia y amor. Quien hubiera imaginado que en medio de tantos problemas y de tanta dificultad había espacio para tanto amor. ¿Será que el instinto me fallo o que en realidad es más sabio que yo y mis 4 F’s? Definitivamente me voy por la segunda. Ahora las cosas empiezan a acomodarse, la platicas fluyen y los cambios llegan a tiempo… El sábado pasado cumplimos un año… y yo sin ningunas ganas salir huyendo.

Te amo bonita (este es el regalo de hoy...)

jueves, 28 de agosto de 2008

Lo que cabe...

Como habrán podido notar si han leído más de uno de mis posts, amo los puntos suspensivos… Creo que mi amor por ellos nació hace algunos años cuando sentía las posibilidades infinitas de la vida independiente y de las nuevas experiencias. Poco a poco los tres puntos se fueron apoderando de mis escritos, de mis poemas y mis cartas. Probablemente empezaron como un espacio libre, esperando ser llenado por lo que me tocaría vivir, representaban la apertura y la espontaneidad con la que esperaba llenar los inevitables vacíos y responder a mis preguntas. Creo que ahora los tecleo sin pensar, tres golpes rápidos e idénticos al teclado… ¿por costumbre? ¿por falta de algo que decir? o ¿tal vez porque una vez que te vives desde la posibilidad… ya no hay vuelta atrás?

Muchos besos…

domingo, 24 de agosto de 2008

domingo

Cuando iba en la primaria y secundaria me parecía que los domingos eran terriblemente deprimentes, esta semana empecé a trabajar en una escuela y sin querer la melancolía dominguera que hace tanto no sentía me ha vuelto a atrapar. Estoy triste, harta, cansada, dolida y desilusionada. Hace unos minutos mientras trataba de evitar a cualquier precio el momento de empezar a trabajar y hacer cosas productivas, abrí mi photo booth y empecé a tomarme una sesión de fotos que llamaremos “nunca me desmaquillo antes de dormir… ¿y qué?”. Una de las imágenes me llamo especialmente la atención porque en mi opinión refleja exactamente como me siento en este instante, como no quiero abandonar el blog, pero no tengo tiempo ni animo para escribir les dejo un post gráfico.
Besitos

lunes, 11 de agosto de 2008

¿Qué ha hecho el blog por ti?

Hoy mientras espiaba los periódicos que se han acumulado durante los últimos meses en casa de mis abuelos encontré en “The News” un articulo que me llamo la atención e hizo que le dedicara más de los 30 segundos reglamentarios a una de las paginas (medio minuto es mas o menos lo que me tardo en escanear y descartar una hoja). El reportaje hablaba de un blog www.armiesofliberation.com escrito por una ama de casa de Nueva Jersey que se ha vuelto un fenómeno social e ideológico en Yemen. La historia en versión ultra resumida es que después de los atentados del 11 de Septiembre Jane Novak, quien trabajaba cerca de las torres gemelas, desarrollo un raro tipo de estrés post traumático de matiz creativo y decidió, en sus propias palabras: “… escribir en Inglés una prensa Arábiga de temas en los que todos estuvieran de acuerdo como la libertad de prensa, la igualdad y cosas (“stuff”) como esas.” Lo que Novak no sospechaba es que esas cosas en las que para ella era evidente que todo mundo concordaba, no eran en lo absoluto evidentes para los Yemeníes. En lugar de crear un espacio de conciliación entre el mundo árabe y el occidental (aunque yo más bien creo que el mundo que ella se pinta es muy gringo), con sus ideas Novak logro animar los espíritus de los ciudadanos de Yemen, convirtiéndose en una figura política e incluso en un símbolo del movimiento liberal de ese país.
Cuando Jane Novak empezó su blog, no hubiera podido imaginarse como ese espacio de ventilación y desahogo cambiaria su vida. Jane todavía lleva a sus hijos a la escuela todos los días, hace de comer y administra el dinero para que dure todo el mes, pero ahora ella también aparece en primera plana de los periódicos de un país que nunca a pisado y sostiene correspondencia frecuente con los lideres ideológicos de todo un pueblo. Tal vez a simple vista y en el día a día “armiesofliberation” no le cambio la vida a Jane Novak, pero si a miles de habitantes de un país oprimido… seguramente si le preguntas a ella te diría que esto es algo que jamás hubiera imaginado hacer.
El blog, sin que tu te des cuenta, te mueve a hacer cosas que nunca hubieras creído posibles. En estos meses a mi me ha hecho replantearme algunas ideas, desempolvar otras, enfrentar miedos viejos, descubrir que tengo algunos nuevos y que muchos de los que tenia ya no están, me ha convencido de que quiero escribir y me ha regresado al teclado muchas más veces de las que imagine que lo haría… el blog no me ha cambiado la vida, pero si me ha cambiado a mi.

martes, 29 de julio de 2008

Remodelación


Por razones que explicare en otro momento, he decidido que se acabaron el anonimato, las generalidades y mariconadas similares… Se remodela el blog… empezando con una foto.

No te puedes coger a tu madre

Si se quiere hacerlo, se le puede poner un grado de cogibilidad a cualquier persona que se nos cruza por enfrente. Aquí van unos casos ejemplificativos:
El dude que suda como marrano en el gym: bajo grado de cogibilidad
Los Jolie-Pitt (padres, no hijos): ridículamente elevado grado de cogibilidad
Los Beatles en sus tiempos de niños buenos: alto grado de cogibilidad
Los Beatles cuando encontraron la drogas y perdieron la cabeza: mucho más alto grado de cogibilidad
Tu madre: CERO grado de cogibilidad

No, este no es un post sucio…

Parece que acabo de encontrar el más grande inconveniente a mi tendencia maternal que se extiende desde mi hermana y mis amigos hasta mi pareja. Mi hermana omite mis desplantes sopreprotectores, mis amigos aprecian mis esfuerzos, pero mi novia… ella no se puede coger a su madre.

Parece que contrariamente a lo que dijo Freud, a fin de cuentas casi nadie le quiere dar a sus progenitores… y a los que si quieren … mejor no te los des tu.

Un beso

domingo, 20 de julio de 2008

de búsquedas e ideales


En la película de Sex and the City hay una escena en la que Carrie entra a un departamento hermoso en el upper east y dice con voz de placer snob algo como “I feel like I’ve just died and gone to real estate heaven”… pues la semana pasada I woke up and went to real estate reality. Mi amorcin y yo pasamos varios días dando vueltas por el DF viendo departamentos. Inconscientemente mi imaginación ya se había mudado a una propiedad con pisos de madera, espacios amplios, ventanas del techo al piso y una iluminación de revista de diseño. Sobra decir que en el departamento de mis sueños no había un cuarto para mi presupuesto ni mi realidad.
Pasamos unos días bastante estresantes durante los cuales estuvimos acompañadas el 90% del tiempo por corredoras inmobiliarias con voces agudas y pelo ochentero. Me pregunto si existe una universidad en donde además de enseñarles a contestarte exactamente lo que creen que quieres escuchar, les den tips de peinado y les ayuden a elegir atuendos espeluznantes. Además tuvimos que enfrentar al DF intimidándonos y obligándonos a preguntarnos una vez más si en realidad queremos sumarnos a sus casi 9 millones de habitantes. Para los que no están familiarizados con las dimensiones y particularidades de nuestra capital, la cuidad está dividida en dos mil doscientas colonias repartidas en 16 delegaciones… lo cual sin todos los números solo quiere decir… “despídete de tus estándares de calidad de vida provinciana”.
El nuevo hogar de mi imaginación estaba originalmente ubicado en la colonia Condesa y ya me veía paseando a mi perro por sus parques y gastándome todo mi sueldo en las terrazas de sus barecitos y restaurantes. Sin embargo mi ubicación ideal presentaba un pequeño inconveniente, el ir y venir al trabajo me tomaría aproximadamente 3 horas diarias. Con mi asco por el volante esto hubiera sido igual de tortuoso que conseguirme un trabajo en un McDonalds o intentar vender juegos de cuchillos de puerta en puerta.
El resultado final de nuestra aventura inmobiliaria esta lejos de las expectativas idealistas a las cuales me aferraba al principio de la búsqueda. Es un pequeño departamento en la colonia las Águilas con dos cuartos, un baño microscópico y pisos blancos de loseta. Pero no todo es decepcionante… tiene una luz increíble, es calientito y con buena distribución, el piso es inmune a la incontinencia de mi cachorro y con los grandioso nuevos puentes de López Obrador voy a hacer menos de 20 minutos al trabajo.
Ahora, con el deposito pagado y la firma del contrato programada para el martes, mi imaginación se va adaptando y ahora en lugar de crear un paraíso inmobiliario, gasto mi actividad mental escogiendo los colores y la adistribución de los muebles que todavía no tenemos.

Besos

miércoles, 2 de julio de 2008

martes, 17 de junio de 2008

Lucha de titanes

Hay covers buenos, hay covers muy buenos y luego esta esto... les presento la batalla "Heartbeats"
Versión "cortate las venas con una de las cuerdas de mi guitarra sueca" (josé gonzalez) VS. "suelta una agridulce lagrimita mientras bailas en el antro" (the knife).... y despúes me pregunto porque todo mundo opina que tengo un gusto musical algo depresivo.
Bueno ustedes deciden que prefieren
Besitos




domingo, 15 de junio de 2008

Mucho tiempo sin post… mucho tiempo sin tiempo.



Hace un buen rato que nadie sabe nada de mi, ni siquiera yo. Por el momento no tengo ni la energía ni el insight suficiente para explicar porque y como no puedo hablar de cosas profundas voy a escribir las trivialidades de las ultimas días.
Tengo un perro, lo compre hace unos días. Es un salchicha con peluca que se llama “Luka”. Es un huevón y una maquinita de cagar, pero brinca como ballenita cuando corre y tiene los estornudos más tiernos del mundo… lo amo con locura y pasión desenfrenada.
Ayer en a noche fui a una graduación de prepa, la tercera que voy en mi vida (contando la mía). La pasamos muy bien sintiéndonos ancianos entre los niños que se graduaban y bailando canciones de cuando íbamos en la secundaria que los graduados no conocían porque apenas empezaban la primaria. En mi ultima visita al baño me encontré con un grupo de niñas que atendían a su amiga con congestión alcohólica y pare en seco la idealización de la prepa que había sido el tema de moda toda la noche.
Hoy vi “Hard Candy” y me enamore un poco más de Ellen Page y un poco menos de mi pequeña y vieja televisión.
Besos a todos… regreso pronto

miércoles, 4 de junio de 2008

Museos



Todo quien me conoce dice (en mi cara o no) que soy un poco rara. No rara de una manera inadaptada, inhabilitante o perturbada; pero si soy la primera en admitir que mi forma de ver y entender las cosas no es del todo convencional. Creo que una vez pasados mis años pubertos en los que la norma era el ideal, he hecho las paces con el hecho de que para los demás siempre seré un poco rara y ahora parece que hasta lo empiezo a disfrutar. Toda esta explicación, viene al caso porque en Nueva York descubrí una cosa más en la que soy… bueno particular.
Aunque yo no estaba muy emocionada al respecto, el buen turisteo requería de las visitas obligadas a los museos de la ciudad. No sé muy bien porque pero los museos nunca han sido mi pasión, definitivamente me gusta el arte, pero creo que tengo un gusto más bien infantil… me gustan los colores, la formas suaves y los trazos más bien fluiditos. En una placa con información, junto a una serie de cuatro cuadros comisionados a Kandinsky para el recibidor de un departamento de algún magnate neoyorquino (un Rockefeller creo), me encontré esta frase del pintor: “Color is a means of exerting direct influence upon the soul”. Entonces en lugar de creer que tengo el gusto artístico de preescolar, prefiero considerar que es mi alma la que me lleva siempre a la obra más colorida de la sala.

En fin, pues después de 45 minutos en el MoMA, yo ya estaba más bien cansada y lo que estaba viendo empezaba a revolverse con lo que ya había visto. Sin darme cuenta mi atención paso del cuadro que se supone estaba mirando a la persona parada junto a mi. Era una señora grande, de unos 75 años más o menos, no se si era culpa de su jorobita, pero la señora estaba tan metida en el cuadro que parecía que estaba a punto de echarse un clavado al lago de colores que estaba frente a nosotras. Definitivamente no fue una decisión consciente, pero a partir de ese momento después de ver cada obra por unos segundos, mi atención pasaba a la gente que me rodeaba. Una pareja, los dos parados muy derechitos, movían lentamente las cabezas a un lado y al otro en perfecta sincronía. Un niño frente a un cuadro gigantesco se acercaba tanto al lienzo que solo podía haber visto una pequeña parte sin sentido de la obra; sin embargo parecía completamente absorto en los 20cm cuadrados para los que le alcanzaban los ojos. Un grupo de cuatro amigas en sus cincuentas que a pesar de no cruzar palabra, cada 2 o 3 minutos, se buscaban entre la gente y se sonreían, con esas sonrisas largas y tranquilas reservadas para las personas más cercanas. A pesar de que en apariencia cada quien hacía lo suyo, las sonrisas convertían su visita en una experiencia íntimamente compartida. Unos pasos después, ya en otra sala había una mujer joven hincada junto a una pequeña escultura montada al ras del piso. Era más bien fea, pero sus ojos eran de un azul profundísimo y recorrían las formas de la escultura como si la estuvieran tocando, eran ojos de apreciación y deseo, ojos de recamara y de sabanas que jamás me hubiera imaginado encontrar en un museo. Fue así como desquite los $12 dlrs del boleto de estudiante y me di cuenta de que hay algo más en lo que definitivamente soy “rara”.


sábado, 31 de mayo de 2008

Regresando

Estoy de regreso! Después de dos semanas de caminatas, reencuentros, turisteo, fiesta y luna de miel; estoy de vuelta para pasar mi ultimo verano de Universidad y de Cholula. Hay muchas cosas que quiero contar del viaje, pero como todavía no tengo las fotos para acompañar los posts potenciales que tengo en mente, prefiero esperar unos días hasta volver con mi amorcin que desde el primer día ha tenido la cámara secuestrada. Ahora estoy en Cuernavaca, unos días con mi mama y mi hermana para le pre-celebración de mi cumpleaños que es el lunes. Como todavía no van a encontrar posts de mis vacaciones en forma, creo que les voy a dejar los 5 descubrimientos más importantes de estos días, con suerte algunos maduraran para ser ideas más completas y si no es así por lo menos habré dejado un poco de estas ultimas semanas en el blog.

1. Los museos me gustan por las razones incorrectas, no me gusta ver arte (más de 30 segundos), me gusta ver gente viendo arte y eso vale cada uno de los dólares que cuesta la entrada.

2. He convertido a mi amorcin en una adicta al postre, al parecer este mal es contagioso y después de 9 meses de convivencia intensa, terminando de comer ella necesita esa glucosa tanto como yo… es decir como cocainómano en abstinencia. (les dejo el link del lugar en el que el amorcin alcanzo el nirvana… cubierto con betún de vainilla http://www.crumbsbakeshop.com/)

3. Amo caminar, lo amo con pasión. Disfruto todo, el ritmito, el hecho de poderte parar en cualquier momento (sin tener que buscar lugar para estacionarte o pagar para que un valet destruya tu coche) y hasta el dolor en los pies y las piernas después de horas de marcha… dolor físico + endorfinas ganadas a pulso = satisfacción absoluta.

4. Los reencuentros son menos emocionantes y más naturales de lo que pensaba. No, no hubo abrazos eternos, lagrimas o horas de platicas atrasadas; en lugar de eso me encontré con amistades conocidas, los chistes de siempre y el cariño al que nunca se le puso una pausa.

5. Odio Abercrombie & Ftich y las camisetas hipócritas con mensajes ecologistas o de paz mundial hechas con materiales ultra procesados en talleres de explotación en Camboya… y me odio un poco a mi misma porque antes de descubrir que los odiaba compre un poco de los dos.

Les dejo besos y promesas de fotos y posts pronto.

domingo, 18 de mayo de 2008

Nueva York

Puede que este sea el post mas corto en la historia mi blog, es muy probable tambien que sea el que mas faltas de ortografia tenga (el teclado no pone acentos y yo tengo la mejor excusa del mundo para omitirlos y justificar mi pesima ortografia). Los ultimos dias han estado inceribles, inceriblemnte entretenidos, increiblemente pesados. Hemos caminado la cuidad como maratonistas en entrenamiento y tragado comida asiatica como orientales expatriados. Ahora aprovecho una computadora con un monitor del tamano de una lavadora de ropa y la conexion de la mac store para comunicarles que sigo viva (tal vez mas viva de lo que habia estado en un tiempo) y los dejo porque para mis paranoinas un monitor tan grande en una tienda abarrotada de gente es demasiado.
Un beso

viernes, 9 de mayo de 2008

couchsurfing.com


El martes que entra mi amorcin y yo nos vamos de viaje. Una semana en Nueva York (la meca de los diseñadores como el amorcin) y después otra en Boston (mini rencuentro con mi año de intercambio). Para la segunda semana mis amigos se pelean por hospedarnos en sus casas, por lo que seremos un par nómadas consentidas. En cambio en NY tengo menos amigos, quienes tienen aun menos espacio, por lo que las ofertas de hospedaje brillan por su ausencia. Es por esto que nos suscribimos a couchsurfing.com, un sito de Internet en el que tu ofreces tu sillón (cama extra, piso con colchonetas, etc.) a viajeros que van a tu cuidad y te quedas en el sillón de un completo desconocido en casi cualquier lugar del mundo. A mi al principio todo el concepto me generaba conflicto, las ideas de psicópatas solitarios que ofrecen su sillón con motivos torcidos no me dejaba en paz. A pesar de mis dudas la posibilidad de ahorrarnos el hotel en la carísima Gan Manzana, me llevo a ver algunos perfiles de gente que ofrece espacios en NY y finalmente (después de un arduo proceso de selección), mandar unos 20 mensajes a personas semi normales con departamentos aceptablemente ubicados. De la ola de respuestas que inundo mi email, solo dos fueron positivas, la primera de una mujer con el nombre de usuario “Human Being” y la segunda de Elle una chica gay con un departamento ridículamente céntrico. De “human” lo que me gusto fue su afición por el Tribeca Film Festival, el hecho de que habla Creole (acostumbrada al francés más bien fresa de mis abuelos, yo amo ese francés jocoso del sur) y que esta aprendiendo Swahili (¿cuántas personas que hablan swahili conocen? yo próximamente una). A Elle le escribí porque en su foto tiene una cara amable y abierta, además podría ser muy cómodo estar en una casa gay (especialmente si esta ubicada en el ombligo del mundo).
Parece que surfearemos cada sillón por algunas noches, así que la experiencia de diversidad que siempre promete NY, estará complementada con las vidas de una afro americana (pero que políticamente correcta soy) del sur en Queens y con la de una artista lesbiana en el corazón de Manhattan.
Esperen una reseña completa de nuestro viaje y si no posteo pronto lean el periódico buscando noticias de maniáticas asesinas en NY.

jueves, 8 de mayo de 2008

Para el fin


Hoy me voy al DF a pasar el fin de semana, luego a pasar unos días con mi mamá que llega de viaje el domingo. En fin, estaré ocupada y creo que no me dará tiempo de escribir, así que les dejo un poema.
Besos y buen fin







Up until now, had always liked the waves
hypnotized by their rhythmic flow
amused by their careless teasing…
caressing the sand for a second
only to draw away,
to retract into the deepness of their own cycle
leaving behind watery patterns,
brushstrokes of their beauty.
Now I feel sorry for the beach,
I see the stillness in which it waits for the warm kiss of the ocean
like I wait for you
the impotence of knowing you come and go
tears in my eyes,
like the drops of salty water that sparkle
making the shore shine
vulnerable in it’s pure abandonment
and I too surrender.

domingo, 4 de mayo de 2008

"en menos de 30 minutos o es gratis"

Aunque no siempre ha sido así, hoy en día no me considero una persona miedosa… no me dan miedo los fantasmas, las arañas, ni el fracaso. Creo que tengo temores bastante moderados a cosas un poco ridículas y a veces me preocupo por la gente que quiero, pero más allá de eso el miedo no me ocupa ni me pesa demasiado. Sin embargo ayer viví una pesadilla o más bien una situación que puedo convertirse en pesadilla si no hubiera sido por la buena suerte y la compañía de amigos. Aquí les va la historia, tendrán que disculpar el tono de reporte policiaco, pero la he tenido que cotar así:
El sábado en la noche, después de unas horas de sana platica (y no tan sano chisme) en el starbucks algunos amigos, mi amorcin y yo decidimos ir a cenar a un lugar cerca de donde estábamos. Eran como las 10:30 de la noche y la recta a Cholula (calle principal de nuestro pueblo) estaba bastante tranquila. Después de buscarlo por un ratito llegamos al restaurante donde nuestros amigos ya nos esperaban (se habían ido antes en otro coche). Para entrar al estacionamiento puse mi direccional con bastante (variaaaaa) anticipación, pero aun así un repartidor de pizza (al que seguro le quedaban unos minutos para entregar su pedido o “es gratis”), decidió rebasarme por la derecha con el único resultado de estrellarse contra de mi coche, salir volando y terminar cayendo de frente contra una pared. Esos segundos quedan en mi mente como una película en cámara lenta, el grito de mi amorcin, el sonido del golpe y la imagen del tipo… por mucho que intento dejar de pensar en eso no puedo, lo veo una y otra vez. Lo que paso después fue confuso y atemorizante, llegan policías y una ambulancia, toman mis datos, llamo a mi seguro, tiemblo… Por fin me dicen que me van a llevar a la las oficinas de transito para que un Perito (“perito”… ¿no podrían ponerles un titulo que comunique más autoridad y suene menos a albur?) determinará que hacer conmigo. Antes de saber lo que pasaba estaba subida en una patrulla con dos policías y el chavo de la moto que ya había podido pararse y que por suerte no necesito de la ambulancia. Creo que si me conocen (dentro o fuera del blog), pueden imaginarse que esta fue mi primera vez en una patrulla. Yo que sostengo firmemente que hay que probar cosas nuevas, les juro que esta no es una de las experiencias a las que hay que darles una oportunidad. Creo que mi “paseo” duro unos 10 minutos y durante todo ese tiempo en lo único que pensaba era en hablar con el tipo de la moto, un poco para mentarle la madre y mucho más para preguntarle como estaba. Por fin cuando bajábamos de la patrulla me arme de valor, le pegunte como se llamaba y si necesitaba ayuda para caminar. Guillermo (ese resulto ser su nombre) no tenia ni licencia, ni tarjeta de circulación, ni póliza de seguro y se sentó con cara de susto (y probablemente mucho dolor físico) en una sillita de plástico junto a la puerta de la oficina de transito. Un poco después llegaron el agente de seguros y la mamá de Guillermo, el primero mi pidió que llenara unos reportes y la segunda me ofreció una tortilla que saco de la bolsa de su chamarra “para el susto”. Mientras masticaba tortilla fría tuve que zumbarme un regaño del Comandante quien me “explico” que como la moto iba en línea recta y yo “obstruía” la vialidad al dar la vuelta entonces yo era la responsable… de la rebasada por la derecha nada (aunque todos sabíamos que el conductor imprudente no había sido yo). Yo aguantándome las ganas de gritarle que su reglamento de transito era más estúpido que un “TEVE y Novelas” le dije que con todo respeto no entendía que era lo que se debe hacer cuando traes a un cabrón con prisa pisándote el culo del coche en todo momento. Su respuesta fría y ultra-practica nos dejo a todos sorprendidos…
Comandante: “frenar, lo que hay que hacer es darle unos piquetes al freno, ya si te chocan por atrás es su culpa.”
Yo: “¿y si es una moto?... salen volando y los matas”
Comandante: No, salen volando y SE MATAN”
Que fuerte…
opción 1: tratas de evitar (o alivianar) el choque… resultado, el wei sobrevive, pero la ley te chinga.
Opción 2: frenas y dejas que te choquen con ganas… resultado, el wei se mata y tu quedas libre de cárcel pero no de conciencia.
¿Ustedes a cual opción le van?
Para evitar que este post se alargue y mis horas de sueño se acorten, solo vale la pena decir que salí un par de horas más tarde con las secuelas de un susto bien acomodado, nuevos amigos en transito (después del regaño platique horas con los agentes que resultaron ser muy entretenidos), con la tranquilidad que el seguro cubriría la atención medica de Guillermo y la reparación de su moto (así no pierde el trabajo), con unos pesos menos en la bolsa (la infracción y servicio de grúa… y la reparación del coche próximamente… ouch) y amando a mis amigos y mi amorcin que no se despegaron de mi ni un segundo.
Todo mundo me dice que las cosas pasan por algo… cuando le encuentre un significado a esto les contare… por el momento solo me pregunto como puede ser que la ley esté diseñada para que te convenga más matar a alguien que intentar evitar un accidente… Eso SI me da miedo. En cuanto al significado más trascendente… ¿habrá sido una señal para que cambie la psicología por el derecho y reforme el reglamento de transito?... por ahora es lo único que se me ocurre.

Besos

miércoles, 30 de abril de 2008

plan


He aquí mi situación de hoy… ayer presente mi ultimo examen de la carrera y entregue mi ultimo trabajo del semestre, ahora solo tengo que dedicarle un poco de tiempo a la tesis antes de ser oficialmente libre para irme de vacaciones (mi amorcin y yo nos vamos a Nueva York y Boston en Mayo!). Son las 10 de la mañana, me desperté temprano como todos los días para hacer el lunch del amorcin antes de que se fuera al trabajo (si soy una mandilona sin remedio, me gusta hacer ese tipo de cosas). Hoy el lunch fue olvidado en las prisas, lo cual le quita un poco el propósito a mi madrugada y ahora el gato y yo estamos solos en casa sin mucha energía ni buena actitud. Ni siquiera llevo un día completo de vacaciones y ya me estoy viendo obligada a aceptar el hecho de que el ocio y yo no somos los mejores amigos. Definitivamente no soy una de esas personas intensas e hiperactivas que se pasan todo el día moviéndose y haciendo cosas como niño que se comió todos los dulces de la piñata. Lo que necesito es tener algo que hacer, algo productivo y semiformal que le de un poco de estructura mis días. Es por eso que la perspectiva de un verano tomando solo dos clases (ridículas e hiperflexibles) en la uni, no me pone de muy buen humor. Así que he decidido buscar un trabajo, en cuanto regrese de vacaciones quiero dedicar mi ultimo verano de estudiante a tomar uno de esos empleos divertidos que solo son aceptables en personas que todavía no tienen un titulo. Ya he sido mesera, cocinera y niñera, el único trabajo de estudiante jodida que no he hecho es el de stripper… pero como el tubo no se me da creo que repetiré uno de los anteriores.

Nota: les dejo una foto del unico tubo con el que tal vez podría tener futuro...

Besos

domingo, 27 de abril de 2008

Ato


Hoy fue un día malo… me desperté como a las 9am… desde el segundo en el que abrí los ojos supe que algo no estaba bien. Me pare como slinky de la cama y empecé a recorrer el departamento buscando a mi gordo gato… no estaba en ningún lado. Corrimos, gritamos, hicimos carteles, sacudimos su bote de comida, dimos descripciones detalladas, ofrecimos recompensas… llore… muchas veces… a las 6 de la tarde “Ato” no había aparecido. Después de mojarnos bajo la lluvia y el granizo que oportunamente baño hoy a Cholula, mi amorcin y yo decidimos darnos un baño, después nos acostamos a descansar unos minutos. Como en mi la pasividad y la angustia no combinan, aguante exactamente 3 minutos de descanso antes de levantarme y abrir la ventana de mi cuarto para gritar (como lo había hecho cientos de veces hoy) “ATOOOO”… no se que me hizo llamarlo otra vez en ese momento ya que la verdad no esperaba lo que pasaría a continuación… con el sonido de mi voz apareció en la barda de los vecinos una cabecita peluda con unos enormes ojos verdes que me miraban con expresión de sorpresa. Tuve que llamar (gritarle) a mi amorcin para que viniera a confirmar lo que veía (yo no traía lentes y con ganas y un poco de desesperación el cerebro es muy poderoso). Tome los gritos de felicidad de mi amorcin como una señal de que podía permitirme toda la emoción que aguante esos segundos, le avise (grite claro está) a mi hermana y salimos corriendo a tocar como maniáticas a la casa de los vecinos. Después pasamos una media hora tratando de bajar al simpático gatito de la barda en la que estaba atrapado entre unas tupidas enredaderas y la cerca electrificada de mi casa. Para seguir con la tendencia del cliché (ver post anterior) llamamos a los bomberos, pero antes de que pudieran llegar, mi amorcin en un acto heroico se paro en lo alto de una escalera inestable, estiro su largo cuerpo y consiguió atrapar a Ato que por fin llego a mis brazos empapado, con cara de terror y con las uñas salidas y listas para clavarse en mis brazos. El día terminó con una visita al veterinario más extraño y tétrico jamás conocido (como la versión vet del psicoanalista de “Running with scissors”… si no la han visto véanla YA!). Mientras escribo el gordo pasea placidamente por la casa y echa siestas esporádicas mostrando su grande y suave barriga… en fin hace exactamente lo que tiene que hacer… y yo respiro profundo por primera vez desde que abrí los ojos en la mañana.

PS. Si el de la foto es ATO, así me espera mientras me baño...

lunes, 21 de abril de 2008

ciruela...


Ayer dedique este poema... superando así cualquier límite de cursileria jámas establecido... es uno de los uno de los "20 poemas de amor y una canción desperada" de Pablo Neruda. No se se mi da pena o orgullo convertirme cliché, un poco de los dos creo. Besos

Poema 14


Juegas todos los días con la luz del universo.
Sutil visitadora, llegas en la flor y en el agua.
Eres más que esta blanca cabecita que aprieto
como un racimo entre mis manos cada día.

A nadie te pareces desde que yo te amo.
Déjame tenderte entre guirnaldas amarillas.
Quién escribe tu nombre con letras de humo entre las estrellas del sur?
Ah déjame recordarte cómo eras entonces, cuando aún no existías.

De pronto el viento aúlla y golpea mi ventana cerrada.
El cielo es una red cuajada de peces sombríos.
Aquí vienen a dar todos los vientos, todos.
Se desviste la lluvia.

Pasan huyendo los pájaros.
El viento. El viento.
Yo sólo puedo luchar contra la fuerza de los hombres.
El temporal arremolina hojas oscuras
y suelta todas las barcas que anoche amarraron al cielo.

Tú estás aquí. Ah tú no huyes.
Tú me responderás hasta el último grito.
Ovíllate a mi lado como si tuvieras miedo.
Sin embargo alguna vez corrió una sombra extraña por tus ojos.

Ahora, ahora también, pequeña, me traes madreselvas,
y tienes hasta los senos perfumados.
Mientras el viento triste galopa matando mariposas
yo te amo, y mi alegría muerde tu boca de ciruela.

Cuanto te habrá dolido acostumbrarte a mí,
a mi alma sola y salvaje, a mi nombre que todos ahuyentan.
Hemos visto arder tantas veces el lucero besándonos los ojos
y sobre nuestras cabezas destorcerse los crepúsculos en abanicos girantes.

Mis palabras llovieron sobre ti acariciándote.
Amé desde hace tiempo tu cuerpo de nácar soleado.
Hasta te creo dueña del universo.
Te traeré de las montañas flores alegres, copihues,
avellanas oscuras, y cestas silvestres de besos.

Quiero hacer contigo
lo que la primavera hace con los cerezos.

domingo, 13 de abril de 2008

Fan


A mi la palabra “fan” me suena a “fanatismo” y ésta me suena vivir en comunas, a rituales satánicos y a suicidios colectivos. Es por esto que pasada la pubertad y una vez descolgados de mi pared los posters de Brad y Leo que venían en la “Tu” y la “Eres”, decidí que yo no era fan de nadie. Luego con los años acepte con bastante dificultad que no soy inmune a la condición humana de admirar a otros que han hecho cosas que te parecen valiosas… a Octavio Paz, a las dos Virginias (Wolf y Satir), a Regina Spektor, a Kandinsky, a Billy Holiday, a Mafalda, a Tracy Chapman, a Antonio Damásio, a Paul Simon y a Almodóvar… bueno y a algunas más que omito para ahorrarles el listado. En fin… parecía que estaba por fin reconciliada con la idea de admirar cuando este fin de semana hicimos una excursión al DF (yet again)… esta vez no teníamos una excusa practica (como la búsqueda de departamentos de la semana pasada), solo nos llamaba de nuevo la fiesta capital (por su ubicación e intensidad). Y a mi me llamaba otra cosa… el concierto de Ximena Sariñana en el Bull. Hace ya unos añitos (zumbale varios) la conoci en un barecin en Valle, ella iba con mis mejores amigos de la infancia y yo sin saber mucho que era actriz (de niña me prohibían las telenovelas… siempre fui una rechazada en la primaria por no ver carrusel), escuche de sus viajes con los scouts. Un rato después ví “Amarte Duele” con la conveniente consecuencia de saber que cantaba y su música entro a las favoritas de mi iPod. Con su nuevo disco tuve con que saturar un poco más mi iTunes y unas cuantas canciones que poner compulsivamente como hago con toda la música que me gusta. Tengo que admitir que estaba emocionada a pesar del atasque, el cover al doble de lo establecido, las cortesías inútiles y los tragos aguados… todas dificultades menores. Cuando empezó a cantar me di cuenta con terror que no había llevado mis lentes (los lentes al antro… sólo no lo pensé) y estaba en uno de los balcones (muy bien ubicado, pero re lejos), así que le puse cara bonita a un hombrecito miope parado atrás de mi y le pedí los suyos un ratito… me los quede hasta la última canción (mal karma lo sé). Canto pocas canciones, haciendo bailecitos como no había visto desde las noches del “middle east” en Boston (prácticamente idénticos a los de la vocalista de los “stolen records” (http://www.myspace.com/thestolenrecords) y un estilin que me recordó tanto a una dude (http://www.myspace.com/hayleyjane10 ) que veía con emoción los miércoles en la open mic night en un boliche cerquita de Berklee. Después se fue sin el típico regreso con los gritos de “otra, otra”, los cuales no se escuchaban con la música de antro que entro fuerte en cuanto se bajó del escenario (tampoco me toco regreso con Bob Dylan… ¿será una moda o solo mala suerte?). Nos fuimos poco después huyéndole un poco a la gente y cerramos la noche siguiendo las carreras de los valet que perseguían a la gente que se escapaba sin pagar (que asco). Ahora… el punto de este post era contar que la gran revelación de la noche fue darme cuenta que por mucho que me pese tengo que admitir que de vez en cuando soy fan y que aunque probablemente mis días de posters de revista en las paredes ya terminaron, mi condición de fan es la única razón real para explicar el viaje express al Df, el robo de lentes y los gritos de ayer.

miércoles, 9 de abril de 2008

Exhibicionista


Cuando era niña y adolescente muchas de las vacaciones familiares con mi siempre cool y alternativa madre transcurrían en Zipolite, la única playa nudista en México. Allí sin querer y sin saber exactamente que era, descubrí el significado practico del exhibicionismo. Aunque la mayor parte de las personas que estaban allí (turistas europeos y algunos gringos), iban en realidad solo para tomar el sol en bolas sin que nadie los molestara (bueno y un poco por el precio y disponibilidad de las drogas también); había algunos que tenían una actitud diferente (y que me perdone mi patria, pero eran principalmente mexicanos)… estos no solo observaban con detenimiento y sin ningún pudor a los otros turistas, sino que se mostraban e incluso exponían de una manera muy diferente y que con los recuerdos de mis 12 años solo puedo definir como incomoda. Tiempo después con la escuela de la vida y la escuela de psicología pude ponerle nombre a los/las desnudos que se pavoneaban en cueros por la playa con una expresión extraña en la cara y una sonrisa torcida en la boca.
A mi nunca se me ha dado el exhibicionismo, no soy pudorosa, como todo mundo (o casi) disfruto de un paseo desnuda por mi casa cuado no hay nadie, pero definitivamente el típico sueño de estar desnudo en un lugar publico, es para mi una pesadilla y no algo emocionante o prendedor. Así iba yo creyendo que el exhibicionismo no tenia cabida en mi, hasta hace unas semanas, cuando por azares del destino me encontré leyendo “Vida de Consumo” de Zygmunt Barman. En el libro se habla de las tendencias exhibicionistas de la sociedad moderna, no como una necesidad de mostrar tu cuerpo, pero si de exponer tus ideas, tus emociones, tus cuestionamientos y manera de vivir. Esta característica es la que hace del facebook, hi5, myspace y si también de los blogs un fenómeno social y cultural. Chin… y yo que me creía original… A pesar de que la frecuencia de mis posts no lo refleje, si estoy un poco obsesionada con el blog; todo el tiempo pienso en nuevas cosas que quiero contar y me meto a checar los comentarios por lo menos un par de veces al día. Así que tengo que admitirlo… soy una exhibicionista… una exhibicionista emocional e intelectual… a ver si ahora puedo acordarme menos juiciosamente de los desnudos de Zipolite.

lunes, 31 de marzo de 2008

de mi "victoria"


Hola hola… perdonen la falta de posts esta semana, pero la rutina regresó vengativa y después de la relajación absoluta de las vacaciones me tocaron unos días muy movidos.
He pensado en muchos temas de los que quiero escribir, pero dado que se cumplió el plazo para votar en mi encuesta ¿QUÉ TANTO ES TANTO? ¿CUANTO DE TU PASADO ESTA CHIDO CONTARLE A TU PAREJA? (ver caja de la derecha), pues ha llegado el momento de discutir el porque de mi pregunta. Desde (casi) el principio de nuestra relación mi amorcin y yo hemos tenido desafortunadas y frecuentes peleas, las cuales siempre (casi) tienen que ver con nuestros pasados. Tengo que admitir que yo no soy la mejor manejando las historias que me cuenta y eso sumado a su inclinación por compartir… bueno, pues no hace falta que cuente que no es la mejor ecuación. En las discusiones repetitivas e inútiles yo me enterco con la idea de que lo mejor es solo contar lo que te pregunten, mi amorcin opina que es mejor decirlo todo con la teoría de que así no hay sorpresas incomodas después. Así que en un momento de inspiración o absoluta desesperación (o los dos) decidí que hacer la encuesta… a ver que pensaban ustedes. Los resultados favorecen mi alternativa (lo que me pregunte... si quiere saber es bajo su propia responsabilidad) en un 65%, en segundo lugar estuvo una de las opciones de relleno (un resumen sin detalles) que obtuvo el 7% de los votos, el tercer lugar es de la opción favorecida por mi amorcin (todo... pa' que no haya sorpresas después) con un 4% y la cuarta opción (nada... el pasado ya fue) se quedo sin votos (como se nota que la mayor parte de mis lectores son lectoRAS… les apuesto que algunos hombres hubieran preferido esta idea… sin estereotipar de favor… lo siento). No estoy muy segura exactamente de cuando hice la encuesta, pero yo creo que fue hace más o menos un mes, yo vote el primer día por la opción que tan intransigentemente sostenía y hoy creo que quiero cambiar mi voto. No, no es que me hayan convencido, no es que me guste llevar la contraria y ahora que me di cuenta que mi propuesta es popular decido cambiar de opinión… la verdad es que solo he tenido que admitir que nuestras opciones no sirven (si mi amor ni tu ni yo). Lo interesante es que sin saberlo (o sabiendo sin saber que sabia… inconcientemente), puse entre las opciones de relleno una alternativa que vista con cuidado no esta nada mal. “Un resumen sin detalles” parece una idea demasiado simple para funcionar, pero al analizada de cerca me parece la mejor opción. Para hacer esto totalmente claro aquí va un ejemplo:

SITUACIÓN: Vas caminando por la calle-centro comercial- antro-parque… con tu pareja. Se encuentran a alguien que tu no conoces, tu pareja se para a saludar y platica unos minutos con el/la desconocido(a). Tu notas algo extraño y ya sin preguntar sabes que entre tu amorcin y esta persona hubo algo. Sin poderte aguantar, en cuanto se despiden y se alejan tres pasos y medio tu preguntas en un tono que ya deja ver están a punto de entrar a terrenos peligrosos… ¿y ese/esa quien es?

POSIBLES DESENLACES:

Alternativa 1 (decir todo para evitar sorpresas luego): “…pues es un free que tuve, con el/la que me fui a Acapulco en Abril, ¿te acuerdas que te conté?, cuando me pico el erizo. Hace años que no lo/la veía, yo creía que estaba enojado(a), porque le deje de contestar el teléfono cuado volví con mi ex, pero parece que ya lo supero…. bla bla bla bla…”
Resultado: enojo total, imágenes mentales que preferirías no tener y odio desmesurado por un extraño(a) que a ti en realidad no te ha hecho nada.

Alternativa 2 (un resumen sin detalles): “es alguien con quien salí un tiempo el año pasado, justo antes de regresar con Pepito(a)”.
Resultado: hubieras preferido que el encuentro no ocurriera, pero puede que la incomodidad se te pase rápido (o relativamente rápido) y con algunas respiraciones profundas y auto recordatorios de que ahora eres tu a quien aman… la vida pueda seguir.

Alternativa 3 (lo que pregunte bajo su propia responsabilidad):
tu pareja: “es alguien con quien salí”
tu: ¿cuándo?
tu pareja: en Abril cuando me fui a Acapulco
tu: (si te dejas llevar por el impulso y la curiosidad… sino mis respetos) “¿y se fue contigo? ¿quién más estaba? ¿cuántos días se fueron? ¿dónde se quedaron? ¿cómo durmieroooooooon?” (ufffff… hasta dolor de cabeza te da).
Resultado: sobra decir que nada bueno… si ya lo sabes todo… ¿y ahora?... buena suerte acomodando toda esa información estorbosa e innecesaria, no es nada fácil yo todavía no se que hacerle, si alguien tiene alguna idea se aceptan sugerencias.

Alternativa 4 (nada, ya lo pasado pasadooooooo): “nadie”
Resultado: tu mente vuela, te imaginas lo peor y justo como en la primera alternativa, terminas detestando sin ni siquiera saber porque a alguien con quien no haz cruzado ni 5 palabras.


FIN de la ejemplificación… creo que ya me extendí suficiente en este post como para seguir explicando, el punto es saber lo suficiente como para no imaginarte cosas terribles y no saber tanto como para tener imágenes metales que te persigan cada vez que te descuides. Así que mi amor, un justo compromiso ¿qué te parece?

NOTA: Para ser completamente honesta, no le hubiera dado una oportunidad a la segunda opción si no hubiera sido por que para mi sorpresa, esta fue la alternativa que mi mamá (que acaba de descubrir mi blog) escogió… así que yet again… gracias Ma!

domingo, 23 de marzo de 2008

en gustos...


Ya estoy de regreso en cholula, esperando que las horas se alarguen y el lunes atrase su llegada. En la mañana fui a recoger a mi amorcin a la estación de camiones, mientras esperaba me dedique a una de mis actividades favoritas … ver gente. Vi familias, amigos, parejas, grupos, extranjeros, locales, gente creída, gente simple, gente perdida, gente apurada, gente tranquila y como yo, gente emocionada. Entre las personas que me entretuvieron los ojos alrededor de 45 minutos estaba un grupo de monjas. La mayor ha de haber tenido unos 70 años y la menor menos de 25, todas parecían muy diferentes pero tenían una cosa en común… estaban felices. Mientras las veía pensaba que siempre he tenido la impresión de que las monjas deben vivir una vida miserable, siempre de negro, rezando en iglesias obscuras, durmiendo en celdas frías y si tengo que admitirlo… vírgenes hasta la muerte. Pero escuchando las carcajadas de estas mujeres no me quedo otra alternativa que aceptar la posibilidad de que tal vez ellas no son infelices en lo absoluto. Tal vez mi idea de que las monjas viven tristes y deprimidas, sin orgasmos ni edredones calientitos viene de la certeza de que yo seria una pésima monja. Cometo varios de los pecados capitales con frecuencia: me encanta el postre y aunque no tenga hambre si hay algo rico en el menú me lo como sin un problema, me enojo poco pero cuando lo hago digo cosas de las que luego me arrepiento para siempre, me parece que la procrastinación es una actividad (o no actividad) respetable y de la lujuria… bueno pues ni que decir de eso… directito al infierno creo yo. En pocas palabras yo sería incapaz de encontrar la felicidad en un convento, pero los pocos minutos observando a un grupo de monjas me obligaron a aceptar que en lo que respecta a ser feliz, hay para todos gustos en el reino del Señor.


NOTA. Para los que no fueron a catecismo ni escuela de monjas como yo, los pecados capitales son: soberbia, avaricia, lujuria, ira, gula, envidia y pereza. O como diría mi amorcin… SALIGEP!

sábado, 22 de marzo de 2008

del bicho...


Hace como 6 años tome un curso de escritura, siempre me había gustado escribir, pero nunca había tenido que compartir ni hacerlo “por encargo” (cada semana tocaba algo diferente).
Una de las tareas fue un cuento en formato no típico, ósea nada de “había una vez en un reino muy lejano”. En este tiempo mi hermana tenia unos 15 años, empezaba a salir y como buena adolescente independiente, también a excluirme de su vida casi por completo. Así que mi cuento fue para ella (es un cuento chiquito de extensión y madurez). Hoy espiando entre mis escritos viejos lo encontré y me dieron ganas de ponerlo, así que bicho, este post es para ti (¿te acuerdas?).

… Hoy como todos los sábados no la he visto en todo el día, es la 1:30 de la mañana y estoy sentada a oscuras en la cocina con un vaso de agua en la mano. Acabo de llegar de la fiesta, me pesa todo el cuerpo y me pican los ojos, hace ya un rato que traigo todo el rimel corrido por las lágrimas que brotan cada vez que bostezo. Aun así me resisto a irme a acostar, sé que si aguanto un rato más la espera valdrá la pena. Me quito los zapatos y miro el reloj, la 1:45, si no llega en cinco minutos me subo a dormir. Es en ese momento cuando escucho la llave dando la vuelta en la cerradura, ya era hora, si mi mamá se entera de que volvió a llegar tarde se puede olvidar de salir el próximo fin de semana… pero las dos sabemos que no le voy a decir.
Cierra la puerta sin hacer ruido y camina de puntitas buscándome, sabe que la estoy esperando. No prende la luz al entrar a la cocina y mis ojos cansados y acostumbrados a la penumbra se lo agradecen.
- ¿qué hiciste?- me pregunta mientras saca un tupper del refri y lo destapa poniendo cara de asco.
- Fui a una fiesta- contesto tratando de ignorar el olor a podrido que va invadiendo la cocina.
- ¿y como estuvo?- el tupper con todo y tapa va a parar a la basura.
- Bien, bueno… más o menos, me aburrí y preferí regresarme temprano.
- Ah chido-
Ahora me toca a mi preguntar.
- ¿y a ti? –digo- ¿cómo te fue?
Ya sé lo que viene, no es necesario que vuelva a abrir la boca, basta con que asienta con la cabeza y la mire con atención mientras ella se embarca en una interminable historia acerca de todo lo que hizo, vio, dijo y hasta pensó esta noche.
De repente deja de hablar, el silencio parece extraño después de estarla escuchando por tanto tiempo. Nos miramos y sonreímos al mismo tiempo, no sé porque lo hace ella, pero si sé que lo que en este momento me hace tan feliz a mi es que he encontrado un lugar en su nuevo y exclusivo mundo. Afuera amanece y no importa que tan poco la comprendo porque si entiendo que éste es nuestro momento, en la vida de mi hermana, las madrugadas de fin de semana siempre serán mías… y la espera valió la pena.

viernes, 21 de marzo de 2008

Sushi


Hoy no tengo nada interesante que contar o más bien nada que me interese platicar, así que a falta de una mejor idea, creo que ha llegado el momento de explicar el nombre del blog. Como ya se habrán podido dar cuenta Sushi soy yo y si, me encanta el sushi y podría comerlo todos los días sin protestar, pero no, esto no fue lo que inspiro el nombre del blog. No sé porque pero siempre me ha gustado ponerle nombre a las cosas, a las personas, a los animales, a las situaciones hechos y lugares. La camioneta que tenía en la prepa (una cherokee que gastaba muchísima gasolina) se llamaba “Carlota Mamagas”, mi hermana es conocida como “Bicho” o “Piccola” (es fun sized) y los apapachos se llaman “corol” (derivación ridícula de cuddle). En fin, pues con mi manía nombrativa, se podrán imaginar que cuando conocí a alguien que comparte mi gusto y facilidad por ponerle nombre a las cosas no pude más que caer perdidamente enamorada. Desde el primer día de relación los apodos y nombrecitos tiernos (y no tan tiernos) empezaron a fluir, suave, susu, sampi, san petersen, sampito, samuel y si como se podrán imaginar sushi. En el momento en el que empecé el blog sushi estaba de moda y me pareció que “rollos de sushi” era un nombre bastante congruente para mi mis makis de divagación sin dirección ni sentido. Hoy sushi se ha perdido en la larga lista de nombres que van evolucionando o desapareciendo diariamente, pero aunque acá afuera ya no este de moda, aquí adentro y "pa’ los cuates" ya quedé como Sushi. Así que allí está, disculpen la absoluta perdida de tempo que ha resultado este post…

jueves, 20 de marzo de 2008

del post de la objetividad...


generalmente intento no poner fotos mias porque esto es blog no balconeo... pero... hoy en casa de mis abuelos encontre esto y considero que es sumamante ilustrativo en lo que se refiere a mis berrinches infantiles (pasados y presentes) y espero que siendo una foto tomada en el 89, no sea tan delatadora...
notese que mi boquita de berrinche no ha cambiado nada :/

miércoles, 19 de marzo de 2008

de mi excursión


Los días de vacaciones tienen la molesta tendencia de fusionarse entre si, haciendo que hoy en lugar de sentir que llevo 5 días sin hacer nada, tengo la impresión de que llevo un largísimo y tedioso día pasado entre la cama, el jardín y la sala de mi casa. Las actividades que he realizado fuera de estos tres lugares han sido mínimas, lo único de trascendencia suficiente para ser contado fue mi decisión de ir al cine… al cine sola. Desde mis arranques de “nadie me entiende” de la adolescencia, no había sentido ganas de ir a un lugar claramente social sola como bicho raro. Claro que he ido mil veces al starbucks a jugar con la compu sola y hasta me he sentado solita en un restaurante (¿aunque estés sola tienes que comer no?)… lo diferente de ayer es que si hubiera querido habría hecho algo acompañada o habría podido reclutar a alguien para mi excursión al la jungla que es en estos días el centro comercial de Cuernavaca. Pero NO… quería estar sola, quería sentarme en medio de las familias, las parejas y los grupos de amigos sintiéndome libre en medio de tanta atadura emocional. A veces necesito dame una sacudidita y recordarme que puedo y sobretodo quiero hacer cosas sin compañía, que una parte de mi es solitaria por naturaleza y que de vez en cuando tengo que darle su lugar.

martes, 18 de marzo de 2008

de la objetividad...


Ayer en la noche conocí a la nueva novia de mi papá… oficialmente lleva divorciado de su segunda esposa (con la que duro más de 10 años) como 1 mes, pero lleva con la novia como 4. Es una chava más joven que el, con un hijo adolescente y un cuerpo de gimnasio que ya me gustaría a mi tener a mis 22 años. Yo iba con la mejor de las actitudes y toda mi disposición convencida de que a estas alturas del partido lo que mi padre haga o deshaga de su vida ya no es mi problema……gran error. No estoy orgullosa de decirlo, pero debo admitir que la mujer me cayo mal. Según yo tengo argumentos objetivos para justificar mi opinión de ella: trata a mi papá como tonto y a su hijo como su mini esposo, dice lo que piensa como si fuera pregunta, tiene esa actitud de mujer mustia que en cuanto tiene anillo se convierte en stepmonster (ok, puede que eso sea una exageración… pero me estoy desahogando así que ustedes disculparán). En fin, al final de la cena ya hasta me dolía el estomago y contaba los minutos para que trajeran la cuenta. Ahora me encuentro en una posición difícil, no solo porque muy probablemente esta no será la única vez que me vea obligada a convivir en ella y a mantenerme calladita cuando trate a mi papá como débil mental, sino que además no puedo evitar preguntarme que tanto de mi mal sabor de boca es justificable y cuanto de mi desagrado se debe a que en el fondo no he dejado de ser la misma niñita de 7 años a la que simplemente nunca le harán gracia las novias de su papá.

domingo, 16 de marzo de 2008

de "mi" casa


Estoy en mi casa… bueno en casa de mi mamá. Mientras escribo estoy echada en la cama extra del cuarto de mi hermana porque desde que me mude hace más de 4 años mi cuarto se ha convertido en habitación de visitas extra oficial. Irse de Cholula hoy fue raro, raro y triste, no quería dejar a mi amorcillo, no quería dejar a los amigos, a mi departamento, ni a la botella de smirnoff nuevecita en la cocina. Que fuerte es sentir que tu casa ya no es tu casa, que tu cama se puede prestar sin preguntar y que tu gato te omite. A ver si una semana me alcanza para sentir esta casa menos ajena, para acordarme que también soy de aquí.

martes, 11 de marzo de 2008

de las ausencias


En una clase de psicopatología hace ya algunos años aprendimos acerca de las “ausencias” como síntoma de algunas enfermedades mentales. La ausencia era algo así como “irse” del lugar en el que vives tu vida cotidiana. Las ausencias según recuerdo pueden ser de dos tipos, una física en la que de plano te largas de donde estas y una que tiene que ver más bien con la conciencia del sí mismo, es decir, tu cuerpo sigue allí pero tu mente no (si mi profe leyera esta definición desmaya y me hace recursar la materia). Un ejemplo de este último tipo de ausencia es cuando vas manejando y de repente te das cuenta que haz recorrido parte del camino y no sabes como ni en que momento llegaste hasta donde estas (a quien le haya pasado diga “yo”). En fin… ustedes disculparan la ñoñi introducción al post, pero resultaba necesaria para contarles que sufro de un serio, definitivo, inhabilitante y posiblemente irreversible caso de ausencias!!! Hasta ahora parece que mi despistes han pasado inadvertidos, pero ya me veo cagandola y delatándome en cualquier momento… Tengo la esperanza de que lo mío más que ausencias sea una recién descubierta tendencia a la distracción y a pensar en cosas que no vienen al caso, ya les contare…mientras tanto les dejo unos ejemplos de cómo se me van los días entre minutos (¿o serán horas?) perdidos:

Ejemplo 1:
Situación real: mi asesor de servicio social me hablaba acerca de los cambios en el programa, de las fechas de entrega de reportes y ni siquiera me quiero imaginar de cuatas otras cosas fundamentales para que me liberen el servicio.
Situación mental: Yo pienso en mis amigas galleteras a quienes acabo de ir a visitar, que empacado estaba todo caraiiiiiiiiiii, no puedo creer que se nos van… ¿y ahora las comidas de domingo con quien van a ser? :(
Hecho que me regresa a la realidad: Mi asesor me pregunta con una sonrisa confiada “¿entonces todo claro?, cualquier cosa me mandas un mail.
Todo claro… lo único que queda claro es que ahora voy a tener que investigar por allí para no quedarme sin servicio y sin graduación. Ausencias 1- Sushi 0

Ejemplo 2:
Situación real: estoy en la regadera, resistí el impulso de apagar a luz para bañarme a oscuras, todo por no desperdiciar agua (amooo el agua calientita en la oscuridad pero me tardo el triple). Sigo mi rutina normal, shampoo, enjuagar, enjabonar, enjuagar, acondicionador (nueva marca)….
Situación mental: puta que olor… ésta es la marca que usaba en Boston, que fuerte, como llore en la regadera esos meses, todo el tiempo con los ojos rojos. Ya fue hace más de un año, parece que fue mucho más. Que miedo… ¿se me podrá romper el corazón así de fuerte más de una vez?... yo creo que si ahorita corto me dolería mucho más… mejor ni lo pienso que me asusto…
Hecho que me regresa a la realidad: El agua se pone tibia, tibisima, fría, helada, congelada…. zumbale!, ¿pues cuanto tiempo llevo aquí? y yo que quería ahorrar agua.