domingo, 1 de febrero de 2009

Anónimos


Hay amores que nacen con nombre, como hijos primogénitos, son bautizados casi al momento de concebirse. Por naturaleza buscamos una manera de decirle a la perspectiva de un sentimiento y esto si bien es práctico, es también en el mejor de las casos limitante. El problema de los nombres es que si no se tiene cuidado en menos de lo que tardamos en deletrearlos, se vuelven etiquetas… amor imposible, amor eterno, amor platónico, amor de amigos, amor infinito, amor “del bueno”, amor desperdiciado, amor correspondido, amor… a fin de cuentas es amor. Ponerle nombre al amor es inútil, el amor nos cambia y luego cambia él, volviendo nuestra tan cuidadosamente diseñada denominación completamente obsoleta. Después nos encontramos sintiendo algo distinto y el potencial de la emoción se frena, atrapado en las letras del nombre que le pusimos. Los matices del amor son más sabios que las palabras más meticulosamente elegidas, cuando soltamos los términos nos permitimos por fin ver hasta donde se puede llevar el amor… y con suerte, hasta donde nos puede llevar él a nosotros.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

either way, love hurts sushi don't you think?

ro086 dijo...

Jajajaj no ese no era mi mejor día, gracias por pasar por el blog.
Estoy de acuerdo con el post, a mi nunca me gustaron los nombres.

Saludos

lu dijo...

love is all there is!!!

sushi dijo...

anónimo, yup, maybe... but it's oh so worth it.
ro, a mi los nombres me encantan... las etiquetas... no tanto.
lu, ... y todo lo que viene con él.

ro086 dijo...

muchos nombres se esconden detras de etiquetas

charly dijo...

ya lo dijo lennon:
Love is real,
real is love
love is feeling,
feeling love
love is wanting
to be loved.
Love is touch,
touch is love
love is reaching,
reaching love
love is asking
to be loved.
Love is you
you and me
love is knowing
we can be
Love is free,
free is love
love is living,
living love
love is needing
to be loved

Anónimo dijo...

Cuando pones etiquetas, la mágia del amor que estaba en el aire simplemente desaparece y deja de fluir. Las etiquetas de "estamos saliendo" o "andamos" son sólo palabras pero cuando la etiqueta se convierte en A-M-O-R las letras desaparecen y empieza la complicidad de sentir. trv

Anónimo dijo...

inutil tratar de definir el amor, si by definition el amor te vuelve estupida... asi que ni lo intentemos... no?

Bellaluna dijo...

Una mirada alrededor y se descubre fácilmente: no hay límites, todo son comienzos, el skyline es infinito, las letras se juntan formando nombres como tan rápido se deshacen y tornan palabras diferentes. La definición destruye. El amor líquido hace aguas. Lo obsoleto no sirve. Sintamos sólo nostalgia del futuro...

Farera dijo...

Demasiado amor y poco lugar donde ponerlo.

Pasaba por aqui.... :P