miércoles, 28 de enero de 2009

Clara


Estoy plenamente consciente de que esta pregunta va a sonar contradictoria en un principio, pero denme chance…
¿alguna vez se han mareado de claridad?
Les advertí que iba a sonar ligeramente estupida, permítanme elaborar…
Existen esporádicamente momentos en los que las cosas toman un nuevo sentido, se acomodan de alguna manera en nuestra conciencia y este nuevo orden nos hace verlas de forma diferente con sus porqués y sus comos más claros, con la magnitud de sus consecuencias a flor de piel… esta experiencia en lo personal me marea. El vértigo del entendimiento es un regalo caprichoso, puedes buscarlo adentro y afuera durante años, quemarte la cabeza, quemar puentes, quemar historias y relaciones siguiéndole la pista y a fin de cuentas llega como quiere y cuando quiere, justo cuando más lo necesitas. Hace unos días me tope de frente a mi mareo favorito, en una cuidad que no es la mía, en una platica con alguien que tampoco es mío, en una noche sin estrellas invitándome a volverme loca. Una platica improbable, perfectamente equilibrada en coincidencias y diferencias, no se si me refleje en ojos valientes o si simplemente me tocaba y fue más el momento que la circunstancia… el punto es que quede “claramente aturdida” y antes de que el sentimiento pase y los días me vayan robando transparencia voy quitarme el mareo con letras a ver si me queda solo la claridad de una noche culaquiera en una cuidad ajena.

Besos